Las técnicas dirigidas la rejuvenecimiento o regeneración de la pared vaginal han tenido mucha repercusión para solucionar problemas antes escondidos por las mujeres, como la pérdida de satisfacción durante el acto sexual y la incontinencia urinaria.